miércoles, septiembre 12, 2007

INVENTARIO DE DECEPCIONES

Este es un post de regalo de cumpleaños para una niña que no vive aquí sino al sur y que cuando me conoció me dijo algo así como que si a mi todo siempre me había salido bien en la vida con respecto a las mujeres… que si no me habían puesto cachos o algo así. Bueno, para ella: aquí están algunos de mis fracasos.
Cuales habrán sido mis mas terribles decepciones amorosas?... Solo nombrare las mas terribles, de las otras no hablare porque primero francamente no me acuerdo y segundo, me habrán dolido tanto que todavía les tendría piedra a las viejas que me dijeron que no, que no señor, eso no cabe allí.
Empecemos:
- La profesora Teresita, mi primer amor en Kinder… muy muy difícil conquistarla, tanto que ni siquiera ella nunca lo supo… pero mi mama si.
- Giomar M, ese si fue mi primer amor pero sin concretar nada, excepto una ida a cine a ver “Tiburón” en la cual el “mulato” Córdoba me hizo pasar una de las vergüenzas mas grandes cuando le dio por llevar su alcancía para poder invitar a quien el quería invitar y no tuvo el menor reparo de romper la alcancía ahí mismo, en frente de la cola (o fila para mis admiradoras extranjeras) y empezar a juntar monedas hasta de 5 centavos para completar los 17 pesos con 50 centavos que costaba cada entrada a cine.
Con Giomar el acercamiento mas húmedo que tuvimos fue que un día jugando basket. Ella, por quitarme la pelota, me metió sus dedos a mi boca… sucios pero deliciosos. Literalmente tuve su sabor en mi boca por mas de 8 horas. Al otro día jugué toda la tarde con la boca abierta a pesar que ella no estaba ahí.
- Juemadre… tengo lagunas… será al Alzheimmer?
- Ana Maria, con quien las cosas fueron mucho mas difíciles porque tenia novio con moto y carro, yo andaba a pie, con un poco de amigotes que no ayudaban y que por el contrario, cada vez que me la encontraba en una fiesta y apenas la sacaba a bailar empezaban con la montadera hasta que me hacían quedar parado al lado de ellos sin decir y ni siquiera pensar absolutamente nada solo como unos idiotas parados ahí, viendo bailar a los demás y nosotros fumando y bebiendo hasta embrutecernos y después tenernos que aguantar a mi primo que daba lora por mil. La única gracia del asunto es que cuando volví a mi tierra después de ya ser “dotor”, me la encontré y ella me paro mas bolas que de costumbre y al final pude decirle que no, que muchas gracias pero que ya mis ganitas se me habían pasado gracias también a su indiferencia que en ese entonces me hizo daño, mucho daño.
-Marinita (no Otero… otra). Mamacita, le dedique una tarde completa de mi vida, le regale mis mejores pasos de baile, gaste mucha plata ese día, le conseguí autógrafos de todo el grupo Niche, le regale el disco después (acetato en ese entonces), le dedique mil sueños y hasta baile con ella imaginariamente. Me invito a su grado de bachiller, pero ella tenia un novio con el que compartiamos los mismos gustos, con la diferencia que el no solo me llevaba como 8 años, era casi medico, tenia carro propio solo de el, vivia solo, era muy inteligente y yo solo era un muy buen amigo de ella. Ella me miraba con compasión y me presentaba muchas de sus amigas pero yo solo queria con ella. Me encanto saber que se divorcio a los 2 años de casada y cuando la vi hace como 2 años, yo estaba radiante y ella llevaba una mirada bastante triste. Cruel no?
- Sandra V… mamacita. Solo 2 veces pude bailar con ella en toda mi adolescencia y no fui capaz de abrir la jeta para decirle ni siquiera te amo, o algo parecido. Ella era de las “grandes ligas” de mi pueblo. De hecho su publico objetivo era de mas de 20 o 22 años, mientras ella y yo tendríamos unos 16-18?. Obviamente también tenia novio grande y hasta me impresione cuando el novio de una prima mía, un tipo que era “muy cotizado” resulto con unas fotos de ella en bikini, cosa que ni siquiera pensaba que fuera posible porque nunca la había visto en esas. Obviamente una de esas fotos fue robada y ayudo mucho en las horas de soledad.
En un diciembre no muy lejano la tuve muy cerca, hasta me invito a pasar el 31 de diciembre a la finca de su familia, yo había ido a visitar a la mía y no me perdonarían que los dejara ese día. Estaba seguro que a nuestro regreso a Bogotá yo iba a tener mi oportunidad. Como yo no fui, invito a un grupo de amigos, entre esos a Guillo. A los 10 días, cuando regrese a Bogotá la llamé y Guillo le estaba haciendo cosquillas.
Hace como 1 año la vi por los lados del barrio donde yo vivía y se me pareció a una tía… Pensé: mi tía debió haber sido una mamacita cuando joven.
Juemadre… mas lagunas, pero apenas me acuerde les cuento.
Marta Constanza. Una mujer casi de mi tamaño y la primera vez que me dio un abrazo se me metió una vaina por dentro que de verdad verdad, no puedo explicar. Solo en ese momento pude pensar que uno puede encajar con otra persona tal como encajan las fichas de lego. Nada de macho con hembra o algo asi… no, era toda la pieza. Me sentí encajado. Lo malo es que ni su novio me dejaba arrimármele, ni su gusto por un amigo mío tampoco. Ella estaba cuadrada pero vivía enamorada de un amigo mío y se la pasaba diciéndome cosas como: No has visto a C?, que ha dicho C?. C ya termino con su novia? Tan lindo C, C me llamo, C de miro, C caga divino, C se saca los mocos de una manera hermosa, Quisiera ser la mano de C para rascarle las guevas, etc… cosas tan agradables para uno, el que esta tragado que ni les cuento. Al final Marta Constanza termino con su novio –yo estoy casi seguro que el man era un peluquero- y nunca pudo concretar nada con C, porque C ni siquiera la volteaba a mirar y cuando yo me cuadre con otra vieja, ella ya me voltio a mirar con ojitos de “comeme” pero yo ya estaba lo suficientemente satisfecho para hacerle el feo. Como 2 o 3 años después nos reencontramos y salimos. A las 11 de la noche me pregunto si sabia algo de C, yo le dije que no… le dije: “ya vengo, voy al baño” y salí del Gato Negro y me fui para mi casa y la deje allí pagando la cuenta y todo. Ayer la volví a ver y ni me saludó.
- Liliana P. Era la novia de uno de mis mejores amigos. Muy bella porque sobretodo no era la belleza similar a la de las mujeres de mi tierra. Ella era blanca, de pelo negro, muy rola y además se las daba de inteligente. Nos reíamos mucho y yo creo que por eso y porque me llamaba a invitarme a tomar cafecito por las tardes y a reírnos y a hablar de cosas muy interesantes como por ejemplo el crecimiento del pasto en el parque que quedaba al lado de su casa o de temas tan complejos como el color de las nubes en los atardeceres de mi tierra… cosas que no podía hacer con C, mi amigo. Quizás por eso yo “confundí las cosas” y casi me soltó la carcajada cuando le expresé que quería que fuera la madre de mis hijos, la abuela de mis nietas y que nunca, nunca nos íbamos a separar. Es que casi todas las viejas decían que C era igualito a Tom Cruise y en esos días estaba super de moda Top Gun.
- Clara G. Era la novia de otro de mis mejores amigos y vivía justo en la cuadra de atrás de la casa de Liliana P. Allá iba yo a hacer visita cuando no encontraba a Liliana o cuando mi amigo C estaba donde ella. Y termine encantándome de Clara porque la decepción fue muy brava. El problema fue que Jairo Manuel, su novio, se enteró y un día, cuando hacia otra visita en un sitio diferente, muy cerca de la casa de Jairo Manuel el se me acercó para decirme: “Sabes que?... cuidate!” y yo, entre asustado y envalentonado, le dije: cuidate de que? Mas bien cuida a tu novia porque bien aburrida que esta de vos… y le deje sembrada la cizaña de tal manera que obviamente hubo terminación y posteriormente llamada de Clara a reclamarme por haberme puesto de lengüilargo. Eso no me lo perdono sino como hasta hace unos 10 años, cuando nos encontramos de nuevo en Bogota, conversamos y por supuesto nos reímos… pero el culo tan divino que tenia se había transformado en una masa muy grande y su sonrisa ya no era la misma… chao pescao.
Sonia. La conocí por el trabajo. Tenia novio pero estaba bellísima. Me acepto 6 u 8 almuerzos y me regalo mil sonrisas pero estaba a punto de casarse. Nunca le dije todo lo que me gustaba y me dio durísimo cuando me entere que estaba embarazada de su primer hijo. A pesar que no se cuido mucho durante el embarazo estaba regia dos meses después del parto. De su segunda hija nos enteramos aquí en la sede de mi trabajo, cuando estábamos hablando en un sitio muy privado (el baño de mujeres) y la llamó su esposo a contarle el resultado del examen… su reacción fue vomitar… vomitar y vomitar. Cuando la veo se me para.
Esto definitivamente da para una segunda parte…pero cuando me acuerde.

1 comentario:

Carmen dijo...

Si se hubiera fijado en mujeres sin novio, seguro le hubiera ido mejor.