martes, mayo 22, 2007

Taraza!

Con motivo de los tristes acontecimientos de ayer en Tarazá, me acorde de esta historia que creo merece ser contada:

Cuando tenia 16 años me dio dizque por conseguirme una novia muy lejana: nada mas y nada menos que en Barranquilla (idiota ah?).
Bueno, con la niña esta nos veiamos mas o menos cada mes, porque gracias a las agitadas y viajanderas vidas de la mama de ella y de una tia mia, nos las arreglabamos para encontrarnos en diferentes ciudades de Colombia.
Un dia me dijo que ese mes no habia posibilidad de vernos y que si queria verla, pues simplemente me tocaba ir a Barranquilla... además en los dias en los que se planeaba la ida, ella estaria sola porque sus papas y hermanos se iban para lejos (ni digo a donde) y ella se quedaba solita.
Quien dijo miedo!. Yo me consegui una platica prestada y decidi meterme 33 horas en bus para ir a ver si se podia consumar esa relacion que nos estaba empobreciendo a punta de telefono de larga distancia (aprovecho la oportunidad para agradecerle a Telecom, quien no solo recibio mucha plata de parte de mis papas, sino tambien me regalo despues muchas llamadas gracias a extraños trucos en telefonos monederos defectuosos que seguramente habian sido desechados previamente en otros paises).
Despues de hacer una escala en Medellin, me monte en un "Rádido Ochoa", a pesar de que yo queria irme en Expreso Brasilia (me parecian mas bacanos esos buses) pero la platica no alcanzó, y casi al a media noche .... fsss... el bus paró a la entrada de Tarazá, nombre que se me quedo grabado por lo que vivi esa noche. Nuestro bus estaba mas o menos 12 carros despues del primero para entrar en un puente sobre quizas el rio cauca, con el que se llegaba al centro del pueblo. A la entrada al puente, la guerrilla habia decidido quemar las llantas del bus de Expreso Brasilia que yo habia querido tomar para llegar a Barranquilla. Que tal eso no mas ah? se habian tomado el tiempo para desmontar las llantas de un bus de ese tamaño y las habian puesto como barricada a la entrada al puente, mientras en la mitad del puenta habian otros guerrilleros con un libro de "hágalo usted mismo" tratando de dinamitar el puente, que era mas o menos de casi unas 2 cuadras de largo si no me equivoco.
Por supuesto nadie se bajaba del bus todos eramos pegados a las ventanillas tratando de ver lo que pasaba y de oir los gritos de los guerrilleros en una situacion bastante comica por que los dialogos eran mas o menos asi:
- quiubo mano apurese que nos llega la tomba
- usted vaya para alla y traigame la mecha
- mooooonoooooo, tireme la mecha!!!
- quien la tiene?????
- vaya traigala no sea perezoso!!!!
- listo???
- prendala a ver hijueputa!
- corraaaa... corraaaa!
- no! se apago la hijueputa!
- Vaya, asomese a ver que paso
- No vaya usted
(desde lejos) - Quiubo hijueputas que es la demora!
- ya va mi comandante, ya vamos a ver
- prendala , eso, prendala
- corraaaaa!!! corra que ya prendio!!!
- no jueputa, se volvio a apagar!
(desde lejos) - a ver malparidos que es que no pueden!
-ya mi comandante, no ve que es que el compañero aqui no la prende bien
- listo corraaaa!!!, corrraaaa hijueputa queee... queeeee.... se apago la malparida!
(desde lejos) - a jueputa me toco a mi
- venga a ver como es que se hace esta vaina
- ahora si corran, corran, corran
- nada... sera que esta mecha esta mojada
- oiga monooo, esa mecha fue que se les mojo o que hijueputa?
- quien les dio esa mecha???
(desde lejos) - el ingeniero de arribaaaaa
- malparido ese, va a ver que joder a ese hijueputa
- esperese que ahora si.... corrraaaannn malparidos! corrannnnn!
y plufffff.... se les zurró! (asi se le dice en mi ciudad a ese efecto que aparece cuando la polvora no estalla sino que es como si solo fuera un pedo inofensivo). Bueno, hubo explosion, pero fue bastante pequeña y a pesar de los gritos de las monjitas que iban en el bus*, la cosa no paso a mayores.
Entonces vuelve la burra al trigo y mientras se iban apagando las llantas del expreso brasilia, empezamos todos los pasajeros a no aguantarnos la humedad del interior del bus y a querernos bajar y el conductor que no, que si pero no, te lo agradezco pero no, hasta que al fin nos bajamos y empieza la romeria de gente oiga!, ya casi la cola era de unos 100 carros y los guerrilleros que empiezan a hablar con la gente primero muy serios y despues burlandose del comandante y de los que ya eran como 7 tratando de prender la bendita mecha y no podian.
Como seria la demora que un pescador o canoero ya estaba ofreciendo el paso por el rio a 1.000 pesos en su canoa y como 4 señoras lo hicieron cuando empezaron a sonar los helicopteros y ahi si se armo la chupamelculo porque todo el mundo corra pa los buses y los carros y los guerrilleros tambien corra como un jijueputa y justo cuando se oyeron 2 tiros, justo ahi exploto la dinamita o la polvora que habian dejado botada los guerrilleros en la mitad del puente y esta vez la explosion fue mucho mayor, aunque no le causo daños significativos al puente, si nos desperto el miedo ya que la gente gritaba que nos estaban bombardeando y ahi si vimos a muchos machos (como el conductor) que en medio de las lagrimas gritaba que no lo mataran en una escena pa'que bastante patética. Yo no digo que estaba tranquilo, pero tampoco era que me escondiera detras del espaldar del asiento... tampoco pues!
El cuento fue que los helicopteros nunca aterrizaron y casi ni los vimos... tampoco dispararon y los guerrilleros -que eran bastantes... por ahi unos 100- se esfumaron y nosotros pudimos pasar por encima de las llantas quemadas del expreso brasilia y muchas horas despues pudimos "aterrizar" en Barranquilla, previo desayuno en donde el conductor trataba de explicar su reaccion diciendo que era la 3a. vez que le pasaba esto y que el si penso que lo iban a matar porque a un amigo de el lo habian matado asi mismito.
Al final, no pude entregarmele a esa niña en ese viaje porque "en esos dias le llego Pacho" (como dice mi amiga "manena" M) y pocas semanas despues la vaina se acabo por unos cachos mutuos que nos pusimos y que estupidamente decidimos confesarnos tambien mutuamente y solo unos 10 años despues nos volvimos a encontrar (alla en Barranquilla, pero esta vez en avion) y esta vez no hubo consumación del amor sino un sexo ni el jijueputa oiga!

*Ley M: Siempre que van monjas en un vieja por tierra o por aire... siempre, siempre pasa algo malo... aprendanse eso! siempre!

7 comentarios:

Juanpa dijo...

que susto, pero que risa su historia..jajajajaja

Coffee Maker dijo...

Vengo por recomendación de Agustina. Y vea que es cierto, escribe usted muy bacano. Igual la historia, de veras, muy valiente entonces. Yo si hubiera quedado nerviosa de por vida. :(

Si es para un regaño no estoy dijo...

Mil gracias a Juanpa y a Coffee Maker... no saben lo que significa pa uno, el recien comenzado en lo de los blogs, que alguien lo lea y le guste lo que uno escribe... saludos a Agustina!

Tania L. Nieto dijo...

Hey Agustina tiene razón, escribes muy muy bien! síguenos contando cosas. Qué risa con esta historia!

antesqueriamatarhoyfulminodoyvida dijo...

jeje que bueno, escribes que da gusto leerte, ya me habia pasado antes, ta bien, y q experiencia tán jodida, el pánico que se sentiria, lo bueno tambien q consumaste lo iniciado. (el nombre de mi blog me recuerda como me sentia cuando estab mas joven y vivia en Btá)

Anónimo dijo...

Estoy leyendo su blog, llegué aqui por subterraneabogota.. y si que me he divertido, casi no puedo explicar aqui en el trabajo el porque de las carcajadas que se oian en mi oficina.

carmen dijo...

Y a esos "hijueputas" no pueden acabarlos de una buena vez???..